La tozudez del amor: cuando encajar las piezas a la fuerza no funciona

No me gusta no intentarlo, abandonar a la primera de cambio. Me niego a aceptar las cosas como son desde un primer momento. Aunque cueste, voy a poner todo mi empeño para que todo funcione. Tal vez esté equivocada. Quizás me haya confundido y lo que yo considero que es un intento para que todo vaya bien se ha visto reducido a la simple tozudez del amor.

El amor es esfuerzo y es entrega. El amor no es fácil, es sacrificio. ¿Cuántas veces habremos escuchado este tipo de frases? Palabras que parecen banales, pero que se quedan impresas en nuestra mente. De repente, nos vemos luchando por un imposible. Esto es lo que nos enseñan. A batallar, a guerrear, a no quedarnos de brazos cruzados. De esta manera, la otra persona podrá hacerse una idea de todo lo enamorados que estamos.

No nos damos cuenta porque tenemos miedo a sentirnos mal por no esforzarnos. Sin embargo, toda tozudez del amor termina en un gran fracaso.

Compartir

La tozudez del amor causa grandes desastres

Son muchas las parejas que no saben por qué llega el día en el que se levantan diferentes. Esas cosquillas en el estómago parece que han muerto. Ha pasado el tiempo necesario para que las idealizaciones se hayan roto y las ilusiones atenuado. Ahora observamos la realidad y lo que sentimos es un gran desaliento.

pareja-sentada

Algunos no se dan cuenta hasta que pasan años… Ya tienen una familia formada con hijos. Un grupo unido y ¿feliz? Hasta el momento eso parecía, sin embargo todo demuestra que ya no es así. De repente, han surgido diferencias. No son iguales, pero esto no tiene por qué ser negativo. ¿Dónde está esa frase de “los polos opuestos se atraen”?

Palabras que nos llevan a equívocos, a creer mentiras que no son certeras. Las diferencias y ser demasiado distintos no nos une, nos separa. Con la convivencia, las malas experiencias, las situaciones más estresantes, esto se confunde y en ocasiones parece atenuarse, hasta que llega el momento en el que resulta insoportable.

No obstante, a veces el pasado puede ser un razón suficiente para no rendirnos todavía. “No hemos pasado por tantos buenos y malos momentos juntos como para ahora lanzarlos por la borda”. Nos agarramos a esto para no perder lo conseguido. Para no sentirnos un fracaso y demostrar que queremos a nuestra pareja, que deseamos que todo siga adelante.

Nos negamos a aceptar que la relación ha llegado a su fin. Sin embargo, forzarla e intentar sostenerla sea como sea, no hace más que minarla aún más.

Compartir

Los más pequeños del hogar vivirán situaciones muy poco agradables. Discusiones, reproches y muchos más momentos fruto de una tozudez que no es más que un miedo terrible a aceptar el final de la relación. Se ha acabado y te niegas a ello. Pero, las piezas ya no encajan y el miedo a lo que hay fuera de ese círculo en el que llevas viviendo tantos años te paraliza y te entrega a la inercia.

pareja-distante

No luchar es igual a no querer

Nos equivocamos al pensar que dejar de luchar y aceptar esta situación es sinónimo de que no nos importa la otra persona, ni la relación, ni nada. Sin embargo, es todo lo contrario. Es una prueba de madurez, de saber aceptar cuando ha llegado el final y no querer sortearlo.

Ahora sois conscientes de que vuestras piezas hace tiempo que no encajan o de que incluso nunca lo han hecho. Vuestras buenas intenciones del principio maquillaron una situación que, con el tiempo, se presentó tal y como es. No sois compatibles y no pasa nada.

Sí, pasará algo si forzáis lo que no está hecho para ser obligado.

Compartir

Podéis sumergiros en una relación insípida, en la que incluso os haréis daño sin querer, pues la circunstancia en la que os encontráis es incómoda para ambos. No lograreis esa felicidad tan ansiada y, poco a poco, os descubriréis amargados en un sinsentido.

mujer-color

¿Qué ocurre cuando en un puzzle no encaja esa pieza que tan bien nos vendría que lo hiciera? Por mucho que la forzamos, lo único que logramos es que quede torcida, apretada y bastante extraña. Esto es lo que ocurrirá con tu pareja. La angustia, la presión, la incomodidad serán los nuevos adjetivos que sí encajarán en tu relación.

En la tozudez del amor siempre alguien sale herido. La falta de aceptación conducirá a la realidad de un fracaso doloroso.

Compartir

No tengas miedo a que nada vaya bien. No siempre las cosas salen como queremos y todo se puede torcer en el momento menos esperado. Así es la vida y así son las relaciones. Impredecibles, cambiantes y de las que podemos aprender muchísimo. Deja esa tozudez del amor a un lado y acepta que no todo siempre será como tú quieres. Pero, sobre todo, jamás pienses que esto significa que no te ha importado nada la persona ni el vínculo que ambos habéis intentado unir, aunque fuese a la fuerza.

Imágenes cortesía de David Hockney, Timothy Clark, Gordon Johnson

La entrada La tozudez del amor: cuando encajar las piezas a la fuerza no funciona aparece primero en La Mente es Maravillosa.

http://ift.tt/2fnGspQ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s