Manual del perfecto seductor

El manual del perfecto seductor. No existe el hombre perfecto, ni todas las mujeres son iguales, pero hay pautas que nunca fallan para ser sedcutor. La principal de todas ellas: confianza en uno mismo. 

Conquistar a una mujer es para muchos hombres una tarea hercúlea. Cada mujer es diferente, con gustos y ambiciones diferentes, pero hay unas pautas que todo hombre puede seguir para alcanzar el éxito sentimental. 

Mario Luna, fundador de Seductores Científicos nos detalla un decálogo de conquista que tiene como piedra angular seducirse a uno mismo. Para ser seductor, estar a gusto con uno mismo es fundamental.
Manual del perfecto seductor
Manual del perfecto seductor
El decálogo se basa en activar lo que Mario Luna define como el punto GG (ganador-ganable). ŤElla tiene que saber que está ante un ganador al que puede ganarť. Alguien que merece la pena, pero que sea alguien al que pueda completar. Cada Ťmandamientoť funciona con sinergias entre sí.

1. Disfrutar el proceso de ser seductor

Este primer paso trata de desarrollar eso que definíamos como seducirse a uno mismo. ŤEs una actitud. Se trata de disfrutar, y no tiene nada que ver con manipular y luego ser un desgraciadoť. Disfrutar del proceso es el primer paso para tener posibilidades de ganar. ŤUn ganador lo es porque nunca renuncia a vivir estimuladoť. Se trata en definitiva de una actitud ante la vida. Un Casanova nace, pero también se hace.
Una actitud positiva y una autoestima alta no sólo te hace más ganador, sino que te hace más ganable. Pero no vale ser perfecto, cosa que no existe, porque ella Ťtiene que sentir que te puede completar. Tiene que percibir un punto de vulnerabilidad, que no debilidadť.
“Disfrutando del proceso ya eres un ganador. Si te lo pasas bien ella siente que te está ganando. Ella siente que es especial, y que te gana con algo que no tiene otra mujer”.

2. Impón tu presencia 

Este punto se refiere a cuidar tu aspecto, pero también tu actitud. Tu voz, tus gestos… la presencia es todo lo que haces con tu cuerpo. La comunicación corporal es extremadamente importante. “Tu presencia ya tiene que aportar algo distinto y ligar con tu comportamiento”.
Tu presencia estará muy condicionada por el lenguaje no verbal. “Debes ser capaz de dominar tus emociones y no ser víctima de ellas”. Esto guarda relación con el principio básico: seducirse a uno mismo. Pero en ese proceso de gustarse, żcómo no cruzar la línea hacia la prepotencia? Sencillo, basta con ser sincero y actuar con seguridad. “El prepotente en realidad es inseguro, se dedica a compensar. La verdadera seguridad no tiene miedo de mostrar vulnerabilidad”. SIGUE LEYENDO…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s