¿Cómo afecta el bullying a los niños que lo sufren?

Todos sabemos que el bullying es una situación altamente problemática. Ya siendo adultos nos afecta que alguien sea cruel o injusto con nosotros. Y más aún si nos excluyen o llegan a amenazarnos. Esto cuando ya tenemos ciertas estrategias, mejores o peores, para defendernos y protegernos…

No es difícil imaginar los efectos que pueden tener este tipo de situaciones para los niños. La infancia es una etapa clave en la evolución de la persona e influye también en nuestro bienestar psicológico posterior. ¡Descubramos las consecuencias psicológicas del bullying en los niños para poder ayudarles mejor!

¿Qué es el bullying o acoso escolar?

El acoso escolar es una situación particular de acoso que se da alrededor de un contexto docente, que suele ir en escalada y que se extiende en el tiempo gracias a ciertos mecanismos que lo retroalimentan. Los motivos de este acoso pueden ser varios y sus consecuencias si la intervención no es oportuna y a tiempo pueden ser desastrosas para el menor que lo sufre.

Las agresiones no solo tienen por qué ser físicas, también puede tener carácter verbal o social. En líneas generales las chicas suelen ser víctimas de acoso relacional, mientras que los chicos lo son del físico. Se dan en mayor medida en la etapa de la preadolescencia, y se mantienen estables en los años de después.

Pero, ¿cómo se desarrolla este problema? Empezaría con una escalada, tanto en la frecuencia como en la intensidad, de las conductas de acoso. El acosador suele utilizar algún tipo de ventaja, como puede ser su corpulencia física o su popularidad, para persistir con inmunidad en su actitud. En estos casos es muy importante la red de apoyo social con la que cuente la víctima y que esta manifieste su sufrimiento. En estos caso es muy importante el apoyo que pueda recibir la víctima desde fuera para compensar la ventaja con la que cuenta el acosador.

Una vez que el acoso se ha trasformado en un costumbre, es muy difícil que la víctima vuelva a equilibrar la situación sin alguien que le ayude.

Compartir

niña pensativa

¿Cuáles son las consecuencias psicológicas del bullying?

Está claro que este proceso va a suponer que se den un número considerable de efectos negativos para quien lo sufre. Estas consecuencias van desde el aislamiento y la soledad, pasando por una caída del rendimiento acádemico, hasta la aparición de síntomas físicos y psicológicos.

Una consecuencia lógica del acoso es la ansiedad. Estos niños presentan preocupaciones relacionadas con el entorno escolar. Pero no solo esto, también se encuentran en un estado continuo de vigilancia, reaccionan de manera desproporcionada ante las amenazas y ceden ante el menos atisbo de enfrentamiento.

Una de las formas en las que los chicos responden a esta ansiedad para regularla es evitando las situaciones en las que estas cosas puedan pasar. Así, van realizando cada vez menos actividades y se aíslan más. Por lo tanto, su ansiedad se retroalimenta por la propia evitación.

El bullying aumenta la incidencia de la depresión

El hecho de que se establezca el rol de víctima en los niños va a aumentar el riesgo de que aparezca depresión. Se ha encontrado que tanto los chicos como las chicas víctimas de bullying presentan este tipo de síntomas. Eso sí, en el sexo femenino suelen ser más elevados que en el masculino.

Los chicos se van aislando cada vez más, se sienten solos y desamparados. La tristeza aparece para tratar de ayudar al niño a que reflexione y comprenda por qué está en la situación en la que está. Pero al carecer de una respuesta racional al respecto, ese sentimiento se establece y cronifica, de forma que se instaura en el día a día de la víctima.

Niño con problemas de ansiedad por las exigencias de sus padres

Esto puede conllevar que en la vida adulta la víctima presente una autoestima más baja, así como síntomas depresivos con mayor frecuencia. A pesar de que las consecuencias en la vida adulta están claras, también conlleva un riesgo muy elevado en la infancia: la ideación suicida.

¿Qué podemos hacer respecto al bullying?

Como estamos viendo, el acoso escolar perjudica de forma considerable a quienes lo sufren. A corto plazo, las víctimas presentan problemas de preocupación continua, estrés, pérdida de bienestar y pesadillas. Se hace altamente relevante tratar desde el ámbito psicológico estos problemas. De esta forma, podremos evitar que deriven en otros más graves como la soledad, la ansiedad y el riesgo de ideación suicida.

Debido a que no solo se dan problemas psicológicos, sino también físicos y de carácter social, se hace necesario realizar labores preventivas en este campo. Desde el ámbito escolar es necesario desarrollar programas de intervención que incluyan a todo el colectivo, como el programa KiVa en Finlandia. En este procedimiento juegan su papel tanto la víctima como el acosador, además de los testigos de la situación.

Los resultados conseguidos por este proyecto animan a tratar de ponerlo en marcha en nuestros colegios. No solo ha probado su eficacia en el país donde se ideó, Finlandia, sino que también lo ha hecho en otros lugares. Un ejemplo de ello se vio en la región de la Toscana, en Italia, donde también se llevó a cabo con éxito.

Imágenes cortesía deJJ Thompon y Michael Mims.

La entrada ¿Cómo afecta el bullying a los niños que lo sufren? aparece primero en La Mente es Maravillosa.

http://ift.tt/2kE5zDb

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s